16.1.18

en un cálido atardecer

Me acuerdo de despedirme de ti en un cálido atardecer.

Ciudad de las calles viejas y coloridas que suben y bajan como un laberinto de colores y poesía, de los perros abandonados que duermen cerca de la gente buscando un poco de cariño, del puerto industrial de donde salen ruídos metálicos y que sólo se ve (y se escucha) desde los miradores. Del caos de las calles de abajo con toda la gente vendiendo todo el tipo de cositas más o menos inútiles en un trapo en el suelo. De la comida humilde, de verdad (casi siempre con palta). De los rincones de las calles, negros de la suciedad de todo lo que pasa en ellas. Del mar siempre al fondo. De los gatos. Del canto ansioso de la gaviotas.


Bohemia, decadente, marítima y envejecida.
Y encantadora.   .











fotos de meiomaio


Valparaíso, Chile

Sem comentários:

Publicar um comentário